LA HISTORIA DE LUGAREÑO

La palabra Lugareño evoca todo lo cálido que se encierra en el hogar. También es el nombre de un pueblito en la antigua provincia de Camagüey, en Cuba, donde Ramón García se instaló como maestro choricero al llegar a la isla desde Asturias, España, en la década de 1920. A Cuba llevó este asturiano sus destrezas y recetas de familia, gracias a las cuales logró una buena vida. En 1959, con la llegada de Fidel Castro al poder, la familia García volvió a mudarse, esta vez a Miami, Florida. Muy pronto los cubanos exiliados comenzaron a buscar los chorizos Lugareño cuyo sabor y calidad les hacía recordar a su patria.

Ahora Lugareño Brand está a la cabeza de los departamentos de embutidos en los supermercados y tiendas hispanas de víveres o bodegas de la ciudad de Miami, donde domina el sabor latino, y cuenta con aficionados en otras ciudades de Estados Unidos y en el extranjero.





© Copyright 2002-2007 Lugareño Brand